Ser freelance no es tan facil.



Mucha gente cree que ser freelance es tener una vida de lujo donde se empieza a trabajar tarde y se termina temprano con varias tazas de café en el ínternet. Si de verdad cree que este es el estilo de vida de un freelance, permítame decirle que está completamente equivocado.

No se puede ser solo un buen diseñador
Aunque la tarea principal de un diseñador freelance es el diseño es esencial contar con habilidades en otras áreas para tener éxito y generar ingresos.

Está bien ser un buen diseñador, pero si no tiene habilidades sobre marketing y promoción le va a ser casi imposible encontrar y atraer clientes para que trabajen con usted. Como diseñador independiente necesita ser un todologo y tener una serie de habilidades (contabilidad, redacción, gestión, etc.) y no solo ser bueno en el diseño.

Los clientes buenos y fiables son imposibles de encontrar
Si usted apenas se inicia como freelance pueden pasar semanas e incluso meses antes de que encuentre a su primer cliente para trabajar juntos ya que aun no cuenta con un portafolio solido, lo que significa que las posibilidades de trabajar con clientes de alto perfil son poco probables. Siempre habrá clientes para los que realice algún trabajo, sin embargo pasara algún tiempo antes de que reciba algún pago por el trabajo que haya realizado, esto significa invertir mucho tiempo haciendo trabajo para clientes sin esperar un pago por ello.

Existen clientes exigentes a los cuales es imposible complacer
Trabajar con clientes exigentes puede ser muy frustrante porque pueden ser muy quisquillosos en cuanto a la forma en que desean sea llevado su proyecto de diseño. Esto es frustrante porque se supone que usted es el experto y por eso es que le están pagando. Los clientes exigentes son odiosos porque constantemente están requiriendo hacer ajustes y cambios en el proyecto, lo que significa la pérdida de valioso tiempo que podría ser dedicado a trabajar en otros proyectos para clientes que pagarían mejor.

Largas horas de trabajo
Si se es buscado por varios clientes al mismo tiempo, los diseñadores independientes se niegan a rechazar a algún cliente, lo cual puede llevarlo a trabajar ridículas cantidades de horas a la semana para poder cumplir con los tiempos de entrega de los clientes que hayan aceptado. Este es uno de los aspectos de ser freelance que más se odia, pues se pierde mucho tiempo valioso con la familia y poder tener una vida social.

Tiene que trabajar los 365 días del año para poder recibir buenos pagos
Como freelance está obligado a trabajar cada día del mes para poder generar ingresos, en cambio si Usted trabaja para alguna agencia de diseño, si se enferma o sale de vacaciones no se preocupa porque sabe que recibirá su cheque de salario.

Consideraciones finales
Como en todos los trabajos, ser freelance tiene sus pros y sus contras. Ser diseñador independiente no es para todos, independientemente de que lo ame o lo odie. El ser independiente es una gran ventaja ya que puede ser su propio jefe, pero esto trae consigo muchos retos, problemas y limitaciones con los que se enfrentara durante toda su carrera profesional.

Articulo Original

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada